domingo, 17 de diciembre de 2017

RODELLAR-CHETO-SALTADOR DE LAS LAÑAS(MASCUN)-OTIN-RODELLAR





Nos dirigimos a la población de Rodellar, dentro de la Sierra de Guara. Estacionamos el vehículo en el lugar habilitado para ello, y un poco más adelante, junto a un bar, encontraremos las primeras indicaciones, Cheto y Virgen del Castillo.





Comenzamos aquí nuestra ruta circular por el barranco de Mascún. El sendero hacia Cheto es una calzada entre muretes de piedra, que nos acercara a esta población.


Aqui, tomaremos el desvío a nuestra izquierda, que también indica “pozo de nieve”, señalizado con balizas verdes y amarillas. Nos llevará hasta el barranco del Cheto y hasta la bifurcación a Virgen del Castillo que dejaremos de lado.





Las vistas cada vez se hacen mas espectaculares. Tendremos que superar el desnivel por una pedrera que nos llevara hasta un mirador natural de todo el barranco.





Y entre subidas y bajadas, iremos ahora en dirección a Letosa, adentrándonos en un carrascal que nos ofrecerá sombra, a veces querida y a veces no.

Entre vistas y cabras, volvemos a tomar la bifurcación de Letosa, hasta que nos aparezca el desvío del Saltador de las Lañas.





Descendiendo, con mucho cuidado, alcanzamos el sendero de d’as Zinglas, siempre bien indicado por hitos y marcas.

Y despacio, con precaución, alcanzamos el Mascún superior, y ante nosotros uno de los mas bellos rincones de nuestra ruta, el saltador de las Lañas, que aunque con poca agua, no deja de impresionarnos.





Tras una parada, donde contemplar el lugar y realizar la obligada serie de fotos, cruzaremos el cauce y proseguiremos por la senda antes mencionada.

Aquí, en ocasiones, se estrecha bastante, y las personas con vértigo, tragamos saliva. Pero nada que no se pueda superar con tranquilidad y precaución.






Múltiples son las paradas que en toda la faja vamos haciendo. Las formaciones rocosas no dejan de sorprendernos. Como bien nos aviso nuestro compañero Jesús, una misma pared rocosa cuando la tenemos de frente nos ofrece un aspecto y cuando la superamos, y la tenemos a nuestras espalda, cambia completamente y nos ofrece sorpresas.







Punto de destino próximo, Otin, y más adelante, un sendero entre quejigos, encuadrado entre muros de piedras.




En este lugar, el camino se vuelve a bifurcar, dándonos la opcion de retornar a Rodellar por el dolmen de la Losa de la Mora o por la faja hacia el cauce del Mascún.

Nos decantamos por esta ultima y en progresivo descenso lo alcanzaremos, no si antes encontrarnos con nuevas formaciones rocosas ante nuestros ojos.

Tocará cruzar en varias ocasiones el cauce, en partes seco y en partes con agua, pero unos puentecillos de rocas nos facilitaran la labor.

Alcanzaremos la fuente del Mascún, pasaremos junto vías de escalada, y ya tendremos una ultima subida, por el camino As graderas.

Podremos observar la famosa figura de “el delfín”.


Seguimos caminando, hasta encontrar la localidad de origen que nos recibirá con una ultima cuesta.

Solo puntualizar, que en época de calor la ruta no es muy recomendable por tener muchos tramos expuestos, y a la vez, en época de heladas, hay que extremar las precauciones a causa del hielo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario