domingo, 30 de abril de 2017

CAÑON DEL RIO ALCALÁ

En la carretera que une Cedrillas con Alcalá de la Selva, antes de llegar a esta última, encontraremos un desvío a mano derecha, que cruza el rio Alcalá. Dado el poco cauce, pasamos con los vehículos, y aparcamos en un ancho del camino.

Comenzaremos por senda, entre pinos negros, y, con muy poco ascenso, llegaremos hasta un mirador natural, donde podremos otear, sobre una impresionante pared de roca, abajo, a nuestros pies, el rio.





Aquí merece la pena pararse y observar alrededor.










Proseguimos la marcha, ahora descendiendo hasta el rio. Una estrecha senda, serpentea, y nos lleva hasta él.









Pasaremos por el barranco de Ontejas, llegaremos a cruzar el rio, factible por existir un acceso de piedras, colocadas muy amablemente, y poco a poco llegaremos hasta un camino forestal.








Ahora, caminaremos y seremos nosotros quien ponga el fin a nuestra ruta, mirando el tiempo invertido, y la hora ya próxima a comer.







Buscamos un lugar de nuestro agrado, damos paso a vaciar nuestras mochilas, un poco por hambre y un poco por el deseo de aligerarlas.


Ya poco más voy a contar, dejo que las fotos muestren el entorno, y expliquen mejor que mis palabras, el encanto de esta ruta.


En este caso, la hacemos lineal, pero doy fe que existen diferentes maneras y caminos para hacer variantes y cambios de track.


Solo queda mencionar que existe la posibilidad de contemplar fauna, siempre y cuando, uno este alerta.
TRACK










domingo, 23 de abril de 2017

FISCAL A SASE, Circular.

SASÉ
A 1,205 metros de altitud, en el valle de La Solana. Pueblo okupado por el colectivo “Colores”, fue desalojado a la fuerza en el 1997, En la actualidad, alguien habita en alguna de sus casas. Encontramos algunos restos de edificios muy interesantes, y la torre de su iglesia se alza imponente.


Ruta FISCAL A SASÉ, Circular,
La ruta de hoy, tiene dos aspectos a destacar, el primero es que todo el desnivel se encuentra en los 4 primeros kilómetros, donde superaremos sin pausa, 600 metros de constante ascensión. Pero como premio a este esfuerzo, el segundo aspecto, es descubrir con nuestros ojos, un precioso pueblo que fue poco a poco despoblándose, allá por los años 60, tras el desalojo de Jánovas, para la construcción de un pantano, del que nunca mas se supo.
Preparemos pues las piernas, y situándonos en la población de Fiscal, cruzaremos el puente sobre el rio Ara, y a la orilla de la carretera encontraremos la indicación de Ermita de San Miguel – Sasé.



Al primer paso ya empezamos la subida, por un sendero entre robles y carrascas. En unos 30 – 40 minutos, alcanzaremos la Ermita, pero poco mas aparte de sombra, nos va a ofrecer. Esta totalmente en ruinas y poco conserva de atractivo, pero nos sirve para tomar aire, y continuar al ascenso.



Tras otras breves paradas para recuperar el resuello, llegaremos hasta un “mirador” natural, donde vamos a deleitarnos con las vistas que nos ofrece el lugar. Ademas, junto a las ruinas de la denominada Caseta de la torre, hallaremos a una amiga vaca, de las que sabremos por las deposiciones que cubren el camino, que habrá muchas más, pero ya no tendremos el placer de visionar.

Hemos recorrido apenas 3 kilómetros de una ruta de unos 11, y aun nos quedaran 1 y medio más de subida.
 
 
 
Llegamos a los 1.417 metros de altitud y bajaremos unos 200, hasta encontrar las primeras casas de Sasé. Algunas de ellas ofrecen pruebas visibles de estar habitadas, y otras solo nos muestran sus paredes y rincones poco seguros de visitar.



Aprovechamos el paseo por sus calles, para localizar una buena sombra para hacer la parada a comer. Y con una buena sobremesa de risas y descanso, volvemos a callejear para retomar el camino de vuelta.
 
Nos sorprende encontrar una “plazoleta” donde suponemos hacen las reuniones del lugar, y donde una imponente torre de iglesia, nos invita a adentrarnos y descubrir.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Escaleras con zarzas amenazantes, calles de difícil acceso y muestras de la anterior ocupación.




Tras esta pequeña y bonita aventura, comenzamos la vuelta, tomando un sendero en un callejón, delimitado por pequeños muros a sus margenes, y marcados por las típicas marcas amarillas y blancas, de PR, en este caso PR-HU 42.

El descenso, hacia Fiscal, se hace por una senda, en la que tendremos que estar atentos por el firme y por el desnivel de bajada, pero es llevadero. Cruzaremos una pista, y continuaremos por la senda.
Cabe indicar que en varios puntos de la circular, nos encontraremos con cerramientos o vallas, por lo que hay que recodar volver a dejar tal y como las encontramos.
Colofon final en la población de Fiscal.
track