lunes, 29 de septiembre de 2014

IBON DE ORDICUSO

Siempre me gusto caminar, y si a ese caminar le unes hacerlo por la naturaleza y por los rincones de nuestro pirineo, es uno de los mejores placeres con los que me puedo encontrar. No había tenido mucha oportunidad de disfrutar de ello, pero desde hace un poco mas de un año soy una afortunada al poder dedicar mi tiempo a ello, y rodearme de mi pareja y amigos para compartir estos momentos.  Esta ruta, la considero mi primer contacto con el mundo del senderismo. Anteriormente, había hecho algún "pinito" pero para mi, este es mi primer paso  seguido de muchos otros que seguro ire disfrutando.


Comenzamos la ruta llegando hasta el balneario de Panticosa, aparcando cerca de la casa de Piedra. Desde aquí, debemos retroceder hasta el puente y tomar  un camino que cruza la pista que se utiliza para esquí de fondo.. 

Nos encontraremos una especie de templete, en el que hay una fuente de aguas templadas. El camino pasa cerca y comienza a ascender en zig-zags por el bosque de pino negro, junto al barranco de Argualas.

Caminamos por el circo, con dicho pico al frente, hasta el final, e iremos girando a nuestra izquierda, hasta encontrarnos con ambos ibones, el inferior y un poco mas arriba, el superior.


En total, serán unos siete km, lo cual no es mucho, pero hay que mencionar que el comienzo es lo mas duro, por que el desnivel empieza nada mas arrancar a andarLa vuelta la realizaremos por el mismo camino. Si bien, se puede bajar por la pendiente mas directo al balneario (no es imposible, nosotros lo hicimos), pero no es recomendable si se va con niños y hay que bajar con precaución, debido al tipo de ladera.