domingo, 14 de junio de 2015

Pasarelas de Montfalcó y el congosto de Montrebei



Para mi parecer, una de las rutas más bonitas e impresionantes  que de momento he realizado Eso sí, quiero hacer hincapié en el tema de las personas con vértigo. Poder hacerse, se puede, en este día fuimos cuatro personas que teníamos vértigo y la hicimos, pero siempre, de subida. Conseguimos hacerla entera, cada uno de los cuatro disfrutando en mayor o menor medida de las vistas, pero no nos vimos capaces de hacerla de bajada. Realizar el paso de las pasarelas de bajada impresiona mucho más, con lo que hicimos la ruta de ida, colocando estratégicamente los coches al principio y fin de la ruta. Lo que conlleva otro problema, el tiempo invertido en esta operación, ya que primeramente hay que llegar a Viacamp, y desde allí coger una pista que, aunque está en buen estado, se hace eterna, llegar al albergue de Montfalcó y allí dejar unos coches. Aquí nos bajamos casi todos los compañeros y unos pocos se fueron con parte de los coches, a retomar dicho camino, e ir al final de la ruta a Puente de Montañana, al parking de la Masieta, donde dejar otro coche y volver todos los conductores al punto de partida donde estábamos el resto. El tiempo perdido en esta operación es considerable y el cansancio de los conductores un factor a tener en cuenta. El resto, aprovechamos para tomar un buen almuerzo en el albergue y acercarnos a visitar  la ermita de Sta. Quiteria y San Bonifacio.



Una vez reunidos todos, comenzamos la ruta, tomando el sendero que baja hacia el congosto de Mont Rebei.  Alcanzaremos pronto la fuente de Montfalco, y en seguida proseguiremos pegados a una alta pared de piedra a nuestra izquierda que nos acompañara hasta llegar a las pasarelas y escaleras. Desde el comienzo, iremos viendo grandes vistas del pantano de Canelles.



Empieza la parte de las pasarelas, una manera cómoda, y grandiosa de superar la pared de la montaña. Ir aprovechando para hacer paradas, disfrutar del paisaje e ir haciendo fotografías. Eso sí, las pasarelas son estrechas y os podéis encontrar con gente que las haga de bajada, así que extremar las precauciones.

 


Tras el primer tramo, nos encontraremos una suave senda que nos dirigirá al segundo tramo, algo más largo que el primero.  En este, aún hay partes más estrechas que en el primero.  









Terminadas, otro sendero un pelín más incómodo, nos llevara hasta el primer puente colgante, aquí, esperemos que nos llevéis compañeros gamberretes que hagan de las suyas cuando lo estéis pasando.





Ahora una pendiente fuerte nos lleva hasta la parte del congosto,  aun si cabe más impresionante que las pasarelas.  Un sendero labrado en la roca, con sirgas para hacer un poco más seguro el camino.  Bancos en puntos estratégicos para descansar y hacer instantáneas del paisaje. Disfrutando y caminando llegaremos al segundo puente colgante,  y ya cerca, el final de la ruta en la Masieta.








Datos aproximados y solos orientativos.
Unas 3 horas invertidas.
8 km aprox.
Recorrido de ida.
Desnivel de subida 300m
Desnivel de bajada 500m