lunes, 15 de agosto de 2016

DE ALDEHUELA DE LIESTOS, A TORRALBA DE LOS FRAILES, POR LAS HOCES DEL RIO PIEDRA



En algún momento, el cauce del rio que hoy pisamos, llevó agua. Pero desde luego, no ahora, que solo adivinamos por los cantos rodados y por la forma del terreno, que tiempo atrás, en otras ocasiones, el elemento líquido formo parte de este lugar.

Pero no por ello, la espectacularidad del terreno queda mermada en belleza. Grandes paredes verticales y curiosas formas rocosas nos acompañan en el andar.
 


La ruta la comenzamos en Aldehuela de Liestos, población de la comarca del Campo de Daroca.  Unos metros antes de llegar a Aldehuela, encontraremos, a mano izquierda un camino forestal con un panel informativo. Circularemos con nuestro vehículo hasta una pequeña zona de aparcamiento, junto a una mesa.

Y ya pertrechados con nuestras mochilas y nuestras ganas de conocer, seguiremos las indicaciones que nos iremos encontrando por todo el camino.  Multitud de paneles informativos nos irán explicando tanto las peculiaridades del terreno, como su fauna y flora. 
 
 
 En varias ocasiones, cruzaremos el cauce seco del rio, y añoraremos remojarnos en aquellas aguas que, tiempo atrás, recorrieron estas tierras.

Mesas en puntos estratégicos del camino, bifurcaciones a miradores,  cuevas y pasillos entre vegetación, harán más entretenido nuestro paseo.  Un refugio abierto, nos invitará a descansar, pero el mal estado en que anteriores visitantes han dejado el lugar, hará que pronto lo abandonemos. 
 
 
 Un azud junto a los restos de un molino. Un lugar de encanto, donde volvemos a imaginar la belleza que tendrá el lugar cuando el señor rio Piedra, haga su aparición.  
Y ya comenzamos el ascenso, sin mucha vegetación sombría a nuestro alrededor, y entre campos de cultivo,  hasta llegar a una ermita, a las afueras de Torralba.   Una sorpresa en el punto final,  dedicada a la Virgen de Belén.


Hasta el momento, llevamos recorridos unos 8 kilómetros, así que…más o menos…nos hemos ganado la comida..y si no, también. Así que toca, parada y fonda. Y coger fuerzas para retornar por el mismo camino hasta el lugar de estacionamiento.


No hay comentarios:

Publicar un comentario